Airbus Defence and Space

TerraSAR-X, completa dos exitosos años en órbita

Friedrichshafen, el 15 de junio de 2009 - Hace hoy dos años, el 15 de junio de 2007, se lanzó el satélite radar alemán TerraSAR-X, y desde entonces ha obtenido un singular balance de éxitos. Gracias a su tecnología de radar —a diferencia de los sistemas de tipo óptico— puede reproducir imágenes incluso con un cielo cubierto de nubes y de noche, y por tanto está en uso las 24 horas del día.

TerraSAR-X es el primer satélite radar alemán y al mismo tiempo el primer satélite que ha sido concebido y construido en el marco de una sociedad público-privada (PPP) entre el organismo oficial alemán de investigación aeroespacial (Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt, DLR) y Airbus Defence and Space, en Friedrichshafen. El DLR está a cargo de la planificación y ejecución de la misión, controlando el satélite y el instrumento radar, así como de la explotación científica de los datos obtenidos por el nuevo satélite TanDEM-X, que será lanzado antes de que acabe el año. 

Poco después del lanzamiento desde el cosmódromo ruso de Baikonur, el DLR ya pudo presentar la primera imagen, en un tiempo récord de sólo cuatro días. Posteriormente, de acuerdo con los planes previstos, se pudo completar la puesta en servicio del satélite así como del instrumento radar, de modo que a principios de 2008 TerraSAR-X inició efectivamente su servicio operativo. Desde entonces, la misión se ha caracterizado por unos períodos de operación y de producción sin problema alguno, especialmente por sus imágenes únicas, aprovechables desde un punto de vista tanto científico como comercial.

En octubre de 2009 deberá despegar el casi idéntico satélite radar TanDEM-X. Los dos satélites alemanes volarán en formación, separados por una distancia de entre unos kilómetros y 200 metros, con objeto de captar un modelo digital de elevación de todas las masas terrestres de la superficie de nuestro planeta con una exactitud jamás alcanzada hasta la fecha.

 
Dos años de éxito, con una gran precisión de localización terrestre

Desde el lanzamiento del satélite TerraSAR-X, se ha planeado, ordenado y ejecutado satisfactoriamente la captura de aproximadamente 35.000 imágenes de radar de la superficie terrestre, y se han elaborado unos 50.000 productos de gran valor para usuarios científicos y comerciales. Los resultados disponibles demuestran de forma impresionante la alta calidad de los productos del satélite TerraSAR-X, que en no pocas áreas superan incluso las demandas impuestas. Es especialmente digna de reseñar la excelente precisión de geolocalización, mayor al medio metro. Con ella es posible superponer automáticamente, con una precisión de unos píxeles, dos tomas de una escena captada en momentos distintos. Además son destacables su alto grado de precisión radiométrica así como la alta estabilidad del instrumento radar.

 

La tecnología radar hace posibles múltiples aplicaciones científicas y comerciales

Los productos obtenidos por TerraSAR-X pueden utilizarse para una multiplicidad de aplicaciones científicas y comerciales. Su punto fuerte está en las aplicaciones relativas al uso del terreno, como la agronomía y silvicultura, aprovechamiento del terreno/vegetación, la observación de zonas urbanas y la cartografía. También se benefician de los datos radar, sin embargo, la investigación de los hielos o las aplicaciones relacionadas con el mar. A continuación ofrecemos tres ejemplos de este carácter polifacético:

 
Una rápida ayuda desde el espacio cuando se producen desastres naturales

Cuando se han producido desastres naturales, los datos de TerraSAR-X han sido utilizados en varias ocasiones por parte de las autoridades internacionales como información de apoyo a la gestión de la crisis sobre el terreno. Es el caso de la cartografía de áreas inundadas, o la evaluación de daños tras terremotos. Por ejemplo, a principios de noviembre de 2007, en los estados mexicanos de Tabasco y Chiapas, unas lluvias torrenciales que duraron semanas provocaron unas crecidas catastróficas, razón por la cual quedaron sin hogar aproximadamente un millón de personas, entre las que se encontraban casi la mitad de la población total de Tabasco. El 80 por ciento, más o menos, del estado federal de Tabasco, con una superficie total de unos 25.000 kilómetros cuadrados, se encontraba temporalmente bajo el agua. El Centro del DLR para Información sobre Crisis obtenida mediante Satélites (ZKI) prestó su colaboración al organismo mexicano de protección civil (CENAPRED) mediante el envío de mapas obtenidos por satélite de las zonas inundadas. TerraSAR-X es capaz de proporcionar tomas de alta resolución (de hasta un metro) con independencia de la cobertura nubosa del área y de la hora del día.

 
Detección temprana de cambios y de la influencia del clima en la Antártida

 Con ayuda del satélite TerraSAR-X, los científicos pudieron observar cómo se soltaba un enorme puente de hielo en la meseta glacial Wilkins, en la Antártida. El 20 de abril de 2009 se separaron allí los primeros icebergs. Las imágenes de TerraSAR-X muestran los icebergs "recién nacidos". La separación de los icebergs se produce en la zona de daños que se han ido formando paulatinamente en los pasados 15 años. La alta resolución de las imágenes de TerraSAR-X hace posible también observar deformaciones en la placa glacial Wilkins con una precisión de 100 metros. Estas informaciones facilitan que los glaciólogos describan con mayor precisión la deformación mediante estudios de modelización. En su fase inicial, las grietas de nueva formación son muy finas, y por tanto no son visibles en tomas de menor resolución, como las que proporcionaban los satélites de la generación anterior. Para poder reconstruir el proceso de los acontecimientos a lo largo del tiempo es preciso contar con imágenes de alta resolución, como las que proporciona TerraSAR-X.

 

Información vía satélite sobre el tráfico, con independencia de lindes fronterizas y condiciones climatológicas – para predicciones de tráfico y sugerencias de rutas alternativas

El DLR ha iniciado una batería de pruebas de varios meses de duración para la adquisición de información del tráfico vía satélite. Mediante TerraSAR-X se observan tramos escogidos de autopista en Alemania, Austria, Suiza y California. La meta es desarrollar un método para la captación de datos sobre el tráfico en grandes áreas, que no necesite instalaciones terrenas y que posibilite una rápida transferencia de éstos a los servicios de información de tráfico. En contraste con los métodos de medición utilizados hasta ahora, en su mayoría estáticos, mediante el satélite se pueden obtener informaciones muy actualizadas incluso de vías que carezcan de mecanismos de medición, y con independencia de la situación meteorológica y de los límites fronterizos. Su aplicación no se limita a la detección de atascos: por ejemplo, se puede medir la velocidad media a lo largo de las autopistas y de esta forma lograr la estimación instantánea de duración del recorrido entre dos nudos viales. Con la ayuda de estas informaciones, los proveedores de servicios de tráfico pueden elaborar rutas alternativas para los conductores, y gracias a la más moderna tecnología de radar, incluso en circunstancias de niebla, fuertes precipitaciones o de noche. Con esta tecnología, sin embargo, no es posible reconocer los números de matrícula.

 

También las dos cargas útiles adicionales han funcionado con todo éxito

Las dos cargas útiles adicionales de TerraSAR-X, el Terminal de Comunicaciones Láser (LCT) construido por la compañía TESAT, y el experimento TOR, (Tracking, Occultation and Ranging, Seguimiento, Ocultación y Medición de Distancia), suministrado por el centro de investigación geográfica de Potsdam, funcionan sin problemas. El LCT es un prototipo de demostración tecnológica, financiado por la agencia espacial del DLR, que se utiliza en órbita para verificar la viabilidad de un enlace de alta velocidad para transmisión de datos en el espacio mediante medios ópticos. Gracias al LCT se pudo alcanzar por vez primera un intercambio repetible de datos entre dos satélites en vuelo a baja altura, TerraSAR-X y NFIRE, con un índice de transmisión de 5,5 Gigabits por segundo.

 

El singular éxito del satélite radar alemán TerraSAR-X

Con las experiencias obtenidas en los dos primeros años en servicio ya puede considerarse la misión TerraSAR-X un éxito de singular importancia, que ha merecido gran reconocimiento y elogios tanto por parte del organismo espacial estadounidense NASA y de otras instituciones espaciales internacionales como de la Agencia Espacial Europea, ESA. Cabe esperar que en sus próximos años en servicio aún se produzcan más resultados de gran interés, que supondrán otros tantos éxitos en este campo, desde el punto de vista científico y comercial.

 

En octubre se lanzará el segundo satélite radar TanDEM-X: gracias al vuelo en formación se logrará añadir datos para la tercera dimensión

El segundo satélite radar alemán, TanDEM-X (TerraSAR-X add-on for Digital Elevation Measurement, "Complemento a TerraSAR-X para la elaboración de un modelo digital de elevación"), prácticamente idéntico, ya ha sido terminado y en este momento está siendo sometido a numerosas pruebas en Munich, en las empresas Airbus Defence and Space e IABG. Su despegue tendrá lugar en octubre, desde el cosmódromo ruso de Baikonur. Mediante un vuelo en estrecha formación, los dos satélites captarán los datos precisos para elaborar un modelo de elevación global, digital, de todas las masas terrestres de la superficie de nuestro planeta, con una exactitud jamás alcanzada hasta ahora.

 

Acerca de TerraSAR-X

TerraSAR-X es el primer satélite alemán concebido y fabricado en el marco de una sociedad PPP (público-privada) entre el organismo alemán de investigación aeroespacial, DLR y Airbus Defence and Space GmbH.

 El ingenio gira en torno a la Tierra siguiendo una órbita polar. A través de sus antenas activas obtiene datos radar en banda X novedosos y de gran utilidad de la totalidad del globo terráqueo. El funcionamiento de TerraSAR-X no se ve afectado por las condiciones meteorológicas, la cubierta nubosa o la cantidad de luz, y puede suministrar datos de radar con una resolución de hasta un metro.

El DLR está a cargo del uso científico de los datos de TerraSAR-X. El DLR es asimismo responsable de la planificación y ejecución de la misión, así como del control del satélite. Airbus Defence and Space construyó el satélite y participa en los costes de desarrollo y explotación. Infoterra GmbH, una filial de Airbus Defence and Space creada precisamente con este fin, es la encargada de la comercialización de los datos de TerraSAR-X.

 
Acerca de TanDEM-X

TanDEM-X se ha concebido y fabricado en el marco de una sociedad público-privada (PPP) entre el organismo alemán de investigación aeroespacial, DLR y Airbus Defence and Space GmbH.

El objetivo principal de TanDEM-X (TerraSAR-X add-on for Digital Elevation Measurement, "Complemento a TerraSAR-X para la elaboración de un modelo digital de elevación") es la elaboración de un modelo digital de elevación de todo el globo. Para ello, los dos satélites, TanDEM-X, y el virtualmente idéntico TerraSAR-X —que está en el espacio desde el 15 de junio de 2007— formarán el primer interferómetro SAR (Radar de Apertura Sintética) en el espacio, al volar a una distancia de sólo unos cientos de metros el uno del otro. Un potente segmento terreno, que está estrechamente conectado con el de TerraSAR-X, posibilita el control de esta compleja misión y completa el sistema TanDEM-X. Para cubrir la totalidad de la superficie terrestre ambos satélites funcionarán en paralelo, volando en formación, a lo largo de un período de tres años.

El DLR está a cargo de la utilización científica de los datos de TanDEM-X, de la planificación y de la ejecución de la misión, así como del control de los dos satélites y de la elaboración del modelo digital de elevación. Airbus Defence and Space construyó ambos ingenios y participa en los costes de desarrollo y explotación. Al igual que en el caso de TerraSAR-X, Infoterra GmbH, una filial de Airbus Defence and Space, es la encargada de la comercialización de los datos obtenidos por TanDEM-X.

 

Acerca de Airbus Defence and Space

Airbus Defence and Space es una subsidiaria al cien por cien de AIRBUS Group, dedicada a proveer sistemas y servicios espaciales, civiles y de defensa. En 2008, Airbus Defence and Space facturó unos 4.300 millones de euros con 15.000 empleados en Francia, Alemania, el Reino Unido, España y los Países Bajos. Sus tres áreas principales de actividad son: Airbus Defence and Space para lanzadores e infraestructura orbital y Airbus Defence and Space para satélites y segmento terreno y Airbus Defence and Space para el desarrollo y suministro de servicios por satélite.

AIRBUS Group es un líder aeroespacial, de defensa y servicios relacionados a nivel mundial. En 2087, AIRBUS Group generó unos ingresos por 43.300 millones de euros con una plantilla de 118.000 trabajadores.

 

Contactos para la prensa:

AIRBUS DEFENCE AND SPACE

Mathias Pikelj (Airbus Defence and Space ALL)                             Teléfono: +49 (0) 7545 8 9123

Ralph Heinrich (Airbus Defence and Space ALL)                            Teléfono: +49 (0) 89 607 33971

Francisco Lechón (Airbus Defence and Space ESP)                       Teléfono: +34 91 586 37 41

Matthieu Duvelleroy (Airbus Defence and Space FR)                     Teléfono: +33 (0)1 77 75 80 32

Daniel Mosely (Airbus Defence and Space UK)                              Teléfono: +44 (0)1438 77 8180

 

DLR

Eduard Müller

Deutsches Zentrum für Luft- und Raumfahrt (DLR)

Comunicación corporativa

Tel.:      +49 (0) 2203 601-2805

Fax:     +49 (0) 2203 601-3249

mailto:Eduard.Mueller@dlr.de

www.dlr.de

TeledetecciónTerraSAR-XRadar