Airbus Defence and Space

Airbus Defence and Space y el ecodiseño

El cuidado del medio: un acto reflejo

El ecodiseño es ya una realidad de la política medioambiental de Airbus Defence and Space. Este enfoque se traduce en la puesta en marcha de varias herramientas de ayuda para tener en cuenta el medio ambiente desde la fase misma de diseño de los productos, con el objeto de minimizar su impacto en el entorno y en nuestra salud.

Tras demostrar su preocupación medioambiental mediante la puesta en marcha de una iniciativa propia de certificación 14001, Airbus Defence and Space creó el servicio Diseño para el Medio Ambiente (DFE). Dicho servicio se organiza en torno a un equipo dedicado específicamente al desarrollo de buenas prácticas de gestión medioambiental. Con el ecodiseño, Airbus Defence and Space obtiene un nuevo valor añadido: la panorámica global del ciclo vital de los productos, desde la extracción de materias primas hasta su eliminación definitiva al final de su vida útil, pasando por las etapas de producción, distribución y utilización.

Ecodiseño: ¿una reacción natural ante la normativa o la necesidad de desarrollar esta competencia clave?

“El ecodiseño no debería limitarse a un enfoque estrictamente normativo; el cuidado del medio debe convertirse en un acto reflejo para poder anticiparnos a las exigencias normativas y a las de nuestros clientes”, señala Isabelle Rouchon, responsable del DFE. “Las normativas europeas tienen el mérito de haber obligado a todos a tener en cuenta esta cuestión. Somos una función de apoyo que permite ir más allá del primer enfoque –meramente normativo– y concentrarnos en nuestra meta en último término: crear productos cuyo impacto medioambiental y sanitario se haya tenido en cuenta desde el momento mismo en que se procede a su diseño”.

Normativas como REACh tienen un impacto directo y significativo en las actividades de fabricación, como demuestra el éxito de las conferencias de la Comisión Europea sobre el tema, organizadas por primera vez en 2011.

Normativas como REACh tienen un impacto directo y significativo en las actividades de fabricación, como demuestra el éxito de las conferencias de la Comisión Europea sobre el tema, organizadas por primera vez en 2011.

Frente a las exigencias normativas cada vez más restrictivas y numerosas (REACh1, RoHS2, WEEE3...) y a las presiones de los clientes (la DGA, en la actualidad, y la ESA en el futuro), el servicio DFE actúa como impulsor del desarrollo de competencias en el campo del ecodiseño. El equipo tiene asignadas varias misiones:

  • Encargarse de una evaluación experta medioambiental para las áreas de Programas y Oficina de Diseño.
  • Analizar los efectos medioambientales significativos de los productos mediante el Análisis del Ciclo Vital.
  • Desarrollar herramientas con el fin de fomentar el ecodiseño.
  • Asesorar a los diseñadores para que tomen decisiones tecnológicas sostenibles a largo plazo.
  • Concienciar a las partes –desde el responsable de Programa hasta los técnicos de las Oficinas de Diseño– sobre los métodos y herramientas que permitan llevar a la práctica el ecodiseño.

El servicio Diseño para el Medio Ambiente (DFE) se encarga de las actividades relacionadas con el ecodiseño dentro del Programa general de gestión ambiental de Airbus Defence and Space. El DFE contribuye así al proceso de mejora continua del Sistema de gestión ambiental.

El equipo de Diseño para el Medio Ambiente (DFE) de Airbus Defence and Space (de izquierda a derecha): Maud Saint-Amand, Jonathan Ouziel e Isabelle Rouchon.

 

El equipo de Diseño para el Medio Ambiente (DFE) de Airbus Defence and Space (de izquierda a derecha): Maud Saint-Amand, Jonathan Ouziel e Isabelle Rouchon.

Anticipar la obsolescencia de los productos

“Otro aspecto a tener en cuenta –y no es precisamente uno de los menos importantes– es el de la obsolescencia de los productos, una situación fomentada por las sucesivas normativas medioambientales”, estima Maud Saint-Amand. “Dado que nuestros ciclos de desarrollo son largos, puede suceder que las decisiones tomadas al principio del programa se vean cuestionadas al final del mismo”, continúa Maud.

La única solución para evitar tal obstáculo es prever las restricciones normativas que puedan aparecer. “Razón por la cual, en colaboración con el equipo central de Certificaciones y Medio Ambiente, a cargo de la supervisión normativa medioambiental, analizamos los efectos de las nuevas normativas y de las futuras con el fin de garantizar la conformidad de nuestros productos a lo largo de todo su ciclo vital. Además, nos encargamos de difundir estas informaciones entre todas las partes a cargo de programas y proyectos en curso”, explica Isabelle.

Maud confirma la “importancia de crear una red interna para que estos conocimientos y competencias se extiendan al máximo, así como la necesidad de nombrar personas de contacto en todos los servicios y unidades”.

Analizar el ciclo vital

Con el objeto de reducir los efectos medioambientales negativos a lo largo de todo el ciclo vital de los productos, el equipo del DFE plantea diversos métodos, entre ellos el Análisis de Impactos Medioambientales Significativos de los productos diseñados y fabricados por Airbus Defence and Space a través del Análisis del Ciclo Vital. Este es el punto de partida de la iniciativa de ecodiseño, ya que antes de pretender reducir los efectos medioambientales de un producto es preciso poder medirlos.

El impacto de los productos comprados por Airbus Defence and Space se mide gracias al Índice de Calidad Medioambiental (IQE), una herramienta muy práctica concebida por el servicio DFE. A semejanza de la escala de Richter para terremotos, la IQE mide el impacto del producto basándose en su Ficha de Datos de Seguridad o en su Ficha Técnica, y lo califica con una nota del 0 al 9. Cuanto más alta es ésta, mayor es el impacto medioambiental. Si el índice IQE es igual o superior a 6, salta una ‘alarma’. En último término, el diseñador sigue siendo, como es lógico, responsable de su elección; no se trata de reducir la calidad o el rendimiento del producto en cuestión, sino de tener en cuenta desde el momento mismo de su diseño cuál es el riesgo de su obsolescencia.

El Análisis del Ciclo Vital y el Índice de Calidad Medioambiental son herramientas que ya utilizan los equipos de Airbus Defence and Space en Francia, y en este momento un grupo de trabajo transversal está estudiando su puesta en práctica en Alemania.

Dès 2006, Airbus Defence and Space a adopté une politique environnementale volontariste.

 

Airbus Defence and Space decidió introducir su Política Medioambiental en 2006.

 

 

Prever el fin de la vida útil de los productos

Isabelle Rouchon explica que el equipo del DFE seguirá fortaleciendo sus competencias en este campo: “Si bien en la fase anterior a la producción hemos adelantado mucho, nuestro próximo objetivo es avanzar sobre cómo prever el término de la vida útil de nuestros productos. Reciclado, clasificación de residuos, desguace... no son pocas las preguntas que se están planteando. Y la DGA ya nos exige en sus concursos que nuestros productos se puedan desmantelar".

En 2020, el cien por cien de nuestros nuevos productos serán ecodiseñados

La rentabilidad de una iniciativa de ecodiseño bien meditada no plantea duda alguna a largo plazo, pero aún hay que deshacerse de ciertos lugares comunes y verdades inmutables. A este respecto, Maud Saint-Amand pone como ejemplo “la idea de que tener en cuenta el medio ambiente supone sistemáticamente un coste más, cuando, de hecho, la mejora en el control de procesos a la que puede dar lugar implica, por ejemplo, ahorros en recursos energéticos y materiales. Es más, en la adjudicación de contratos frente a clientes preocupados por los aspectos medioambientales será determinante la facultad de poder presentar argumentos con decisión y objetividad acerca de las cualidades ‘ecológicas’ de nuestros productos”.

 

La iniciativa ‘Clean Space’ (Espacio Limpio) de la ESA se ha concebido para hacer de la agencia espacial un organismo de referencia en cuanto a la preservación del medioambiente tanto en la Tierra como en el espacio. (© ESA)

La iniciativa ‘Clean Space’ (Espacio Limpio) de la ESA se ha concebido para hacer de la agencia espacial un organismo de referencia en cuanto a la preservación del medioambiente tanto en la Tierra como en el espacio. (© ESA)

Precisamente, gracias a esta iniciativa Airbus Defence and Space puede enorgullecerse de ir a buen ritmo para cumplir con el objetivo general de AIRBUS Group: el ecodiseño del cien por cien de los nuevos productos a partir de 2020.

1) REACh (“Registration Evaluation Authorisation and restriction of Chemicals”) es un reglamento adoptado por el Parlamento Europeo en 2006. Su objetivo es garantizar la trazabilidad de las sustancias químicas compradas, utilizadas y vendidas por los diversos agentes industriales y comerciales y regula la utilización de aquellas más “preocupantes” para el ser humano y el entorno.

2) La directiva europea RoHS (Restriction of the use of certain Hazardous Substances in electrical and electronic equipment) tiene como objetivo limitar el uso de ciertas sustancias peligrosas

3) Waste Electronic y Electrical Equipment: residuos de equipos eléctricos y electrónicos con una ‘huella ecológica’ muy elevada.

InovaciónAirbus Defence and SpaceLanzadorSatélite