Airbus Defence and Space

Misiones espaciales tripuladas Todos los articulos

Astronáutica tripulada - el hombre en el espacio

Desde el breve pero trascendental periplo de Yuri Gagarin más allá de los confines de la atmósfera terrestre, y las emblemáticas, apabullantes escenas de hombres caminando sobre la Luna, varios cientos de seres humanos han experimentado de primera mano lo que es aventurarse en el espacio. En sólo unas pocas décadas, el espacio ha pasado del reino de la fantasía al de los hechos científicos, y está demostrando ser tan fascinante y tan rico en potencial como cualquier cosa antes imaginada por la ciencia ficción.

Hay hombres y mujeres que ahora mismo están viviendo y trabajando en el espacio, a veces durante meses, orbitando el globo a 400 kilómetros por encima de nuestras cabezas, en el fabuloso proyecto que es la Estación Espacial Internacional (ISS). Se trata de un ejemplo prometedor de cooperación internacional y de ambición sin precedentes: la ISS no sólo ofrece posibilidades de avance en tecnología e ingeniería espacial, sino que nos facilita una herramienta única en su género para toda clase de investigación científica, cuyos beneficios en este momento la humanidad sólo puede empezar a atisbar.

 

Microgravedad

Los experimentos que se llevan a cabo en condiciones de falta de gravedad abren una perspectiva totalmente nueva de posibilidades de investigación, revelando fenómenos que generalmente están enmascarados por los efectos de la gravedad en la Tierra. Incluso en el par de años desde que la ISS comenzara a funcionar como una instalación de investigación, los resultados ya están teniendo un impacto positivo.

Por ejemplo, en el espacio, las proteínas, que parecen desempeñar un importante papel en la salud y en la enfermedad, pueden cultivarse en forma de cristales y por lo tanto ser “descodificadas” para ayudar a diseñar medicinas más efectivas, más robustas; la microgravedad estimula cultivos celulares de más larga duración, que están ayudando a la comprensión de cómo se desarrollan los tumores y cómo enfrentarse a ellos. Y dado que el cuerpo humano se ve afectado por la falta de gravedad, los propios astronautas son —voluntariamente— conejillos de Indias, ayudando a crear un acervo sólido, seguro de conocimientos para posibles misiones tripuladas de larga duración que se adentren mucho más en el cosmos. La Agencia Espacial Europea proyecta una vez más poner seres humanos en la Luna, y, hacia 2030, enviar embajadores de nuestra especie a Marte...

 

La Estación Espacial Internacional

 La Estación Espacial Internacional (ISS) es uno de los proyectos científicos y técnicos más ambiciosos emprendidos hasta la fecha. Se trata de un esfuerzo internacional sin precedentes, en la cual diez países europeos se unen a Estados Unidos, Japón, Canadá y Rusia. Una vez esté completa, la ISS pesará cerca de 500 toneladas, alcanzará los 100 metros de largo y los 80 de ancho, y ofrecerá 1.000 metros cúbicos de espacio habitable a 400 kilómetros por encima de la Tierra. Se espera que los experimentos que se llevan a cabo en este impresionante entorno de microgravedad estimulen enormes avances en la tecnología terrestre. Airbus Defence and Space es la mayor contribución europea a este proyecto y fue seleccionada por la ESA como contratista principal de dos elementos clave: las instalaciones orbitales Columbus (COF), un laboratorio espacial multifuncional, y la nave de avituallamiento ATV (Vehículo Automático de Transferencia). Ambos están en servicio con la ISS. Airbus Defence and Space es el contratista principal de la ESA para la operación y utilización de los elementos europeos de la ISS.

 

Estación Espacial InternacionalISSHombre en el Espacio