Airbus Defence and Space

El espacio en nuestra vida cotidiana Todos los articulos

AstroTerra se pone en el mapa

El programa AstroTerra, que engloba los satélites Spot 6 y 7, fortalecerá a partir de 2012 la impronta de Airbus Defence and Space Services en el sector de la teledetección de alta resolución. En un mercado en crecimiento, la división de Servicios de Geo-Información ha perfilado una oferta de aplicaciones de Observación de la Tierra tan dinámica como tecnológicamente puntera.

Esperar a los acontecimientos o hacer que las cosas sucedan. Un club que ha ganado títulos importantes durante un ciclo de varios años, ¿qué debe hacer? ¿Mantener la plantilla ganadora o realizar algunos cambios de piezas para evitar el acomodamiento? Durante siete años y medio, el satélite Spot 5 ha sido el centro del sistema solar de Spot Image, a cuyo alrededor ha gravitado el negocio de la empresa. La fiabilidad del satélite llevó a la compañía a hacerse con el 80% del mercado de imágenes por captación de satélite en la franja de dos metros de resolución.

Para asegurar la continuidad a largo plazo de la información en alta resolución, y teniendo en cuenta el entorno de creciente competitividad con nuevos jugadores sobre el tablero, Airbus Defence and Space decidió no esperar a verlas venir. Así, en 2007 tomó la delantera con el lanzamiento del proyecto AstroTerra, que culminará con la puesta en órbita de los satélites Spot 6 y Spot 7 en 2012 y 2013, respectivamente. Los dos ingenios, junto a sus estaciones de recepción, han sido diseñados para suministrar ortoimágenes (fotografías aéreas geométricamente corregidas) de 1,5 metros a los usuarios.

Al igual que sus antecesores en la familia, los nuevos satélites estarán orientados a aplicaciones en los campos de la cartografía, defensa, agricultura, estudio de la deforestación o geología, así como la distribución de datos de telemetría a la red de más de cuarenta estaciones de recepción de Spot 4 y 5 por todo el mundo. “Los competidores, especialmente en EEUU, son muy fuertes, y teníamos que ir más allá”, apunta Philippe Ghesquiers, AstroTerra Programme Director. “El objetivo es fortalecer nuestra base actual de clientes, garantizando la continuidad del servicio y apostando por acuerdos más importantes y a mayor largo plazo, contratos de al menos cinco años frente a los anuales o trianuales de Spot 5. Éste ha sido un factor clave para nosotros”, subraya. El primer paso en esta dirección se dio en septiembre de 2010 con la firma de un acuerdo por diez años con el centro ruso de investigación y desarrollo ScanEx. Mayor responsabilidad La actitud proactiva del programa AstroTerra también se ha visto reflejada en el nuevo modelo de negocio: es la primera vez en el sector de Observación de la Tierra en la que todos los costes de desarrollo de un sistema de este tipo son financiados por una empresa privada. “Intentamos buscar una Asociación Público Privada (PPP), pero en la actualidad los gobiernos quieren que las compañías asuman la financiación completa”, asegura Philippe. La responsabilidad de Airbus Defence and Space en la fase operacional también ha aumentado significativamente. La División se encargará de la gestión del sistema (en manos del CNES, la agencia espacial francesa, en Spot 5), del suministro del segmento de tierra completo y del mando y control del satélite. “Decidiremos acerca del mantenimiento del sistema en órbita y de la evolución del mismo. Se trata de un nuevo negocio”, dice.

Además, Airbus Defence and Space se beneficiará de la estrecha coordinación con la constelación Pléiades y los satélites radar TerraSAR-X y TanDEM-X. “Los satélites Spot 6 y 7 y Pléiades 1 y 2 operarán en la misma órbita, como una auténtica constelación, combinando una capacidad de revisitación diaria doble con un audaz abanico de resoluciones. La utilización cotidiana de esta constelación se coordinará con las operaciones comerciales de TerraSAR-X y TanDEM-X, que son gestionados desde Alemania por los Servicios de Geo-Información de Airbus Defence and Space, para asegurarnos de que ofrecemos el mejor servicio global”, comenta Philippe. Peso pluma, agilidad felina “Hace una década no se hubiese podido construir un satélite de este tipo”, asegura Michel Siguier, AstroTerra Project Manager en Airbus Defence and Space. El acento innovador se ha puesto al servicio de un triple objetivo: alta resolución (dos metros), amplia cobertura (una anchura de barrido de 60 kilómetros) y extensión de la vida útil del ingenio (de 5 a 10 años). “El mayor desafío técnico ha sido desarrollar un satélite con el mismo rendimiento de Spot-5, pero con una masa más de tres veces menor: 2,7 toneladas frente a 800 kilos. La miniaturización ha sido muy importante, sobre todo en el campo de los instrumentos. Muchos de ellos son inéditos, incluyendo el diseño de un detector totalmente nuevo”, asegura Michel.

Una vez más, Airbus Defence and Space ha recogido los frutos de su dominio de la tecnología del carburo de silicio, que permite fabricar los elementos ópticos y estructurales con el mismo material, reforzando la estabilidad intrínseca del ingenio. “Esta capacidad industrial nos ha ayudado a encontrar una solución excelente para los instrumentos ópticos de Spot 6 y 7, ofreciendo un alto nivel de rendimiento al mejor coste y en el corto período de tiempo requerido”, señala Michel. El diseño de las instalaciones y operaciones del segmento de tierra también ha sido optimizado para sacar el mayor provecho de la red de estaciones polares. “Este enfoque nos permitirá aumentar de uno a seis los planes de programación diaria para cada satélite. Con lo cual, podremos programar el tipo de imágenes requeridas justo después de que se soliciten”.

Otra mejora capital es la capacidad estereoscópica en una única pasada, que hace al satélite mucho más ágil. Michel explica en qué consiste: “Con Spot 5, si el satélite estaba encima de Toulouse y se quería tomar una vista de, por ejemplo, Montpellier, había que mover el espejo con un mecanismo. Con los Spot 6 y 7 lo que se moverá no será el instrumento, sino todo el satélite. Podremos acceder a imágenes en la tierra con un cierto ángulo, y luego mover el satélite y tener otra visión. Y con estos dos ángulos se construirá una imagen en estéreo”. Un satélite en estéreo, pues, para reforzar la calidad surround de los servicios de teledetección de Airbus Defence and Space y cimentar su liderazgo en el sector a largo plazo.

SPOTServicios de Geo-Información