Airbus Defence and Space

Autopista hacia el cielo

EDRS, la autopista de la información en el espacio <br>EDRS permitirá reaccionar con mayor rapidez ante desastres como el del huracán Katrina.

El European Data Relay System (EDRS), que por primera vez hará posible la comunicación casi constante entre los satélites de observación de la Tierra y los usuarios en tierra, precisa de nuevos enfoques en numerosas áreas. El desafío abarca idear un sistema extremadamente complejo, desarrollar equipo innovador y crear una red de socios extensa, tanto en el seno de Airbus Defence and Space como dentro de la industria espacial europea. Ahora que a principios de octubre el contrato ha sido firmado por la Agencia Espacial Europea (ESA), ‘forum’ examina cómo se logró poner en marcha todo este sistema.

Estamos siendo testigos de lo que se podría llamar un embotellamiento en el espacio”, dice Akos Hegyi, EDRS Service Development Manager en Airbus Defence and Space. “Hay un creciente flujo de datos creados por un número cada vez mayor de satél ites de Observación de la Tierra (OT) mucho más potentes. Pero hoy día, un enlace de comunicación con estos satélites solo puede establecerse durante los pocos minutos en los que pasan por encima de una estación terrena. La observación en tiempo real es simplemente imposible”. Mediante EDRS, sin embargo, los datos recogidos por los instrumentos de OT no se reenviarán directamente a las estaciones terrenas, sino a través de uno de los dos satélites geoestacionarios EDRS, situados 36,000 kilómetros por encima de la Tierra, que los retransmitirán a una velocidad muy elevada. El resultado es que los operadores podrán encargar con rapidez trabajos de vigilancia o cartografía a sus satélites, y los usuarios que han solicitado la imagen podrán descargar con igual rapidez los datos captados.

La Comisión Europea es el cliente de referencia de este servicio de enlace. EDRS se empleará para transmitir el 50% de los datos generados sobre Europa por los satélites Sentinel de la red de Seguimiento Global para Seguridad y Medio Ambiente (GMES, por sus siglas en inglés) de la Comisión. Estos serán utilizados por los estados miembros, autoridades regionales y locales, y entidades comerciales y privadas europeas en varios sectores, como el marítimo y la agricultura, infraestructura y redes públicas de agua, electricidad y gas, y servicios de emergencia y seguridad. Airbus Defence and Space comercializará capacidad adicional en el sistema a terceros usuarios, entre los que podrían encontrarse operadores de satélites comerciales, organismos de defensa y seguridad, y agencias nacionales o internacionales que operen satélites en órbita baja para Observación de la Tierra, meteorología o I+D, como el Centro de Investigación Aeroespacial alemán (DLR, por sus siglas en alemán), Eumetsat, la NASA y la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) de Estados Unidos. La velocidad de transmisión de datos extremadamente elevada que ofrece este sistema también podría interesar a los usuarios de UAV de gran altitud y extensa autonomía (HALE).

45.000 páginas por segundo

A lo largo y ancho de todo Airbus Defence and Space ya ha comenzado la labor de carácter industrial para cumplir con las ambiciosas fechas de lanzamiento del primer satélite EDRS y de su entrada en servicio en 2014. Uno de los principales retos tecnológicos lo plantearán los Terminales de Comunicaciones mediante Láser (LCT), que todavía se encuentran en la fase de desarrollo, y a través de los cuales los satélites geoestacionarios y de Observación de la Tierra hablarán entre sí. “Los satélites de Observación de la Tierra y los de EDRS se encontrarán a una distancia los unos de los otros de hasta 40.000 kilómetros. Teniendo en cuenta que los primeros orbitan la Tierra a unos 28.000 kilómetros por hora, el simple hecho de conseguir establecer los enlaces será una hazaña tecnológica”, explica Akos. De hecho, el sistema transmitirá a la Tierra hasta 1,8 gigabits de datos –el equivalente a 45.000 páginas A4– por segundo.

Además de los enlaces láser intersatélites, EDRS también ofrecerá un servicio de enlace en banda Ka para poder atender toda clase de satélites de OT y UAV. Si bien en el programa hay varias primicias tecnológicas, Airbus Defence and Space ya posee el conocimiento extremo a extremo de todo el sistema. “Fuimos elegidos por la Agencia Espacial Europea (ESA) porque somos el proveedor líder en todo el mundo tanto de servicios de telecomunicaciones basados en satélites como de servicios OT para clientes institucionales”, señala Akos. “EDRS es un servicio de telecomunicaciones para satélites OT, de modo que nos encontramos en la frontera misma entre ambas áreas”.

Una aportación colectiva

Respecto a la cooperación en el sector espacial, EDRS es un ejemplo excelente de cómo hacer que una red funcione de verdad. Dirigida mediante una asociación pública-privada con la ESA para compartir financiación y riesgos, también involucra a todas las unidades de la División. Airbus Defence and Space será contratista principal del programa, Airbus Defence and Space construirá el primer satélite EDRS (basado en su plataforma E3000) y Airbus Defence and Space fabricará el equipo de propulsión destinado al segundo satélite. La compañía también contratará a la empresa alemana OHB-System para que fabrique el segundo satélite (cuyo lanzamiento será en 2015), mientras que de la manufactura de las cargas útiles de ambos ingenios se ocupará TESAT, una filial de Airbus Defence and Space al cien por cien, que también está desarrollando los LCT junto con el DLR. “A partir de la complejidad de contar con tantos socios comerciales, clientes de servicios, de agencias y de índole institucional, hemos creado una estructura viable y conseguido que todos los socios se sienten en la misma mesa”, subraya Akos con satisfacción.

También señala que este esquema exige que colegas procedentes de todas las áreas de la compañía colaboren de forma cotidiana, algo a lo que los equipos de Airbus Defence and Space ya están acostumbrados. “Me agrada estar trabajando con gente que entiende los complejos rasgos transversales, internacionales y extremadamente políticos de este concepto que es EDRS, y que no se dan por vencidos sin haber encontrado la solución a un problema. Tienen una excelente disposición a aprender los unos de los otros, y estoy seguro de que tal espíritu seguirá presente a lo largo de todo el programa. Todos sabemos que a la vuelta de la esquina podría haber cimas más altas, esperando a ser conquistadas”.


Joanne Foster, forum, the AIRBUS Group internal magazine

ComunicacionesTelecomunicacionesEDRS