Airbus Defence and Space

El espacio, en el centro mismo de los retos de la ecología

Los satélites son herramientas esenciales para comprendrer nuestro ecosistema y su evolución y eso, no se lo sabe…

Fue una decepción. La Conferencia Internacional de Copenhague, que tuvo lugar a finales de diciembre de 2009, no ha ofrecido a los defensores del medio ambiente las respuestas esperadas, ni siquiera un verdadero acuerdo internacional sobre el clima. “El espacio ha sido el gran ausente de la cumbre de Copenhague”, se lamenta François Auque, CEO de Airbus Defence and Space. Y sin embargo, el papel que desempeñan los satélites es fundamental para diagnosticar la “salud” de nuestro planeta.

 

Desde 1986 se han lanzado cinco satélites SPOT, desarrollados por Airbus Defence and Space. Dos todavía se encuentran en activo y observan sin detenerse la superficie del globo. A lo largo de un cuarto de siglo se ha creado un banco de imágenes sin rival, que permite en la actualidad seguir la evolución de las regiones sensibles o incluso evaluar los daños causados por las inclemencias meteorológicas. A través de sus filiales Infoterra y Spot Image, Airbus Defence and Space ofrece así soluciones duraderas a los encargados de la toma de decisiones para incrementar nuestra seguridad, proteger el entorno y vigilar los recursos naturales.

 

Desarrollado en colaboración con Thales Alenia Space, el satélite de exploración de la Tierra GOCE examina desde marzo de 2009 la superficie y el interior de nuestro planeta. Con él, por ejemplo, es posible prever mejor los seísmos o las erupciones volcánicas. Igualmente calcula con una precisión de un centímetro la altura de los océanos, la evolución de las capas de hielo y deduce de lo anterior la evolución del clima.

 

CryoSat-2, cuyo lanzamiento está previsto para la primavera de 2010, se concentrará igualmente en los hielos polares y su comportamiento como consecuencia del cambio climático en la Tierra. El minisatélite SMOS, lanzado en noviembre de 2009, estudia por su parte la humedad de los suelos y la salinidad de los océanos para comprender mejor el medio ambiente terrestre y su evolución.

 

Gradualmente las misiones de los satélites se han convertido en un mecanismo esencial para la comprensión de nuestro ecosistema y su evolución. Y es por ende el espacio donde de ahora en adelante se juega el futuro de nuestro planeta.

MedioambienteGMESServicios de Geo-Información