Airbus Defence and Space

SCIAMACHY toma las “huellas digitales” de gases traza

El espectrómetro nos ha ofrecido una perspectiva extraordinaria sobre la física y química de la atmósfera terrestre.

Sciamachy (Scanning Imaging Absorption Spectrometer for Atmospheric CHartographY)

El espectrómetro SCIAMACHY nos ha ofrecido una perspectiva extraordinaria sobre la física y química de la atmósfera terrestre. SCIAMACHY registra la radiación solar transmitida, retrodispersada y reflejada de la atmósfera y la descompone en sus componentes espectrales. Estos resultados se filtran para encontrar “huellas” de absorción espectral de gases traza en el aire. Esto permite a los investigadores llegar a conclusiones exactas sobre las concentraciones de contaminantes del aire, presentes entre la superficie de la Tierra y una altitud de 90 kilómetros.

A la cabeza de prioridades de recogida de datos de SCIAMACHY está el gas de efecto invernadero dióxido de carbono (CO2), dado que los investigadores del clima tienen un interés especial en comprender el comportamiento del CO2 en el ciclo de carbono mundial. En la actualidad, alrededor de la mitad de las emisiones de CO2 permanecen en la atmósfera, mientras que la otra mitad es absorbida por los océanos y la biosfera. Las zonas amplias de bosque, como las de Siberia, absorben cantidades significativas de CO2, y parece lógico que su ciclo de crecimiento tenga una influencia fundamental en la cantidad de CO2 presente en la atmósfera. Las mediciones que realiza el SCIAMACHY en el hemisferio norte han confirmado este efecto. En los meses veraniegos de julio y agosto, los bosques boreales “inspiran”  CO2 en mayor cantidad y por lo tanto lo retiran de la troposfera. Estos datos son de valor incalculable para los investigadores del clima.

El espectrómetro SCIAMACHY nos ha ofrecido una perspectiva extraordinaria sobre la física y química de la atmósfera terrestre.

El metano (CH4) es el tercer gas de efecto invernadero en importancia tras el vapor de agua y el dióxido de carbono. Sus emisiones antropogénicas -principalmente las derivadas del cultivo de arroz y de la cría de ganado- son altamente variables y el metano también se libera a la atmósfera por procesos naturales, por ejemplo por parte de los humedales y del permafrost al descongelarse. Un entendimiento cuantitativo de las fuentes y sumideros de metano resulta de una urgencia particular si consideramos el telón de fondo del mercado de gases de efecto invernadero promovido por el Protocolo de Kyoto. Por primera vez, el SCIAMACHY ha permitido a la comunidad científica realizar un modelo de distribución mundial del CH4. Las mediciones revelan un aumento de las concentraciones de metano en partes de América del Norte, del Sur, África central, la India (sobre todo en la llanura del Ganges) e Indochina. En la India e Indochina los modelos atmosféricos se corresponden de manera muy exacta con los datos recogidos por el SCIAMACHY. Por el contrario, se detectaron amplias desviaciones inesperadas en partes de América del Norte y del Sur, África Central e Indonesia. Estas regiones contienen humedales y una actividad biológica intensa de la vegetación de las selvas vírgenes tropicales. Los científicos habían trabajado anteriormente con el supuesto de que las selvas vírgenes tendrían la capacidad de reducir la proporción de gases de efecto invernadero basándonos en el hecho de que absorben dióxido de carbono. Pero estos nuevos datos les permiten identificar un proceso biológico desconocido anteriormente por el cual las plantas de las selvas vírgenes producen metano, que provocaría esa medición elevada de concentración de metano.

A principios de 2011, los científicos que trabajan en el proyecto SeaKLIM investigaron el impacto de las emisiones de contaminantes procedentes de la navegación. Sus resultados muestran que el tráfico marítimo internacional libera aproximadamente la misma cantidad de dióxido de carbono a la atmósfera que el tráfico aéreo: y que también emite 10 veces la misma cantidad de óxidos de nitrógeno y 100 veces la de dióxido sulfúrico. Estos resultados se basaron en datos ofrecidos por SCIAMACHY.

Los datos de SCIAMACHY también tienen usos prácticos para la vida diaria, un ejemplo es el servicio de comprobación de rayos UVA que ofrece las últimas actualizaciones sobre el riesgo de quemaduras solares. Al permitir a la gente comprobar el estado de rayos UVA en el momento a través de su teléfono móvil o Internet, este servicio ayuda a evitar los peligros de una exposición excesiva al sol. La previsión se basa en una serie de diferentes mediciones, que incluyen datos de SCIAMACHY sobre concentraciones de ozono local.

 

SCIAMACHY MIPAS GOMOS Advanced Synthetic Aperture Radar ASAR AATSR
      SCIAMACHY           MIPAS          GOMOS           ASAR           AATSR

 

MedioambienteEnvisatObservación de la Tierra