Airbus Defence and Space

Misiones espaciales tripuladas Todos los articulos

La Wii ayuda a entrenar astronautas

Airbus Defence and Space dirige un proyecto de investigación que busca utilizar la consola de juegos Wii como instrumento de entrenamiento para los astronautas y para la rehabilitación de pacientes.

Diversión en el espacio y, a la vez, entrenamiento físico para los astronautas. A Ulrich Kübler, Director Senior de Desarrollo de Negocio en Friedrichshafen, no le cabe la menor duda de que las videoconsolas se convertirán pronto en parte del equipo estándar de las misiones espaciales de larga duración. “Hemos utilizado la Wii de Nintendo durante un proyecto de investigación reciente, combinándola con un sistema especial de arnés y su correspondiente tabla de equilibrio. Hemos sido capaces de demostrar que este sistema se puede utilizar para ejercitar el sentido del equilibrio y simular la fuerza gravitatoria de la Tierra y de otros planetas, incluso en condiciones de gravedad cero. Se trata de áreas que son muy importantes en el entrenamiento de astronautas, especialmente en misiones de larga duración”, asegura Ulrich.

Configuración experimental en el interior del Airbus A300 Zero-G para vuelos parabólicos, en Burdeos. En el suelo se ve la tabla de equilibrio, que se acciona mediante datos introducidos en el monitor. Un complejo sistema de arnés ‘ancla’ firmemente a los sujetos de prueba bajo condiciones de ingravidez, pero sin influir en la precisión de los resultados de la medición.

Configuración experimental en el interior del Airbus A300 Zero-G para vuelos parabólicos, en Burdeos. En el suelo se ve la tabla de equilibrio, que se acciona mediante datos introducidos en el monitor. Un complejo sistema de arnés ‘ancla’ firmemente a los sujetos de prueba bajo condiciones de ingravidez, pero sin influir en la precisión de los resultados de la medición.

Airbus Defence and Space está trabajando en hacer realidad esta idea junto con las universidades de Friburgo y de Constanza, y con el apoyo del Centro alemán de Investigación Aeroespacial (DLR) y de Nintendo. Tras los primeros ensayos en vuelos parabólicos a bordo del A300 Zero-G, el próximo paso es poner en marcha una serie de pruebas en la Estación Espacial Internacional ISS. Ulrich destaca que las agencias espaciales han mostrado un enorme interés en el proyecto y, en cuanto dichos organismos den su visto bueno, en un año se podría tener listo el sistema para su envío al espacio.

Los sujetos de prueba de la Universidad de Friburgo, bajo la dirección del profesor Albert Gollhofer (izquierda), antes del despegue.

Los sujetos de prueba de la Universidad de Friburgo, bajo la dirección del profesor Albert Gollhofer (izquierda), antes del despegue.

En Friedrichshafen, ingenieros y científicos se ocupan de la cuestión de la ingravidez desde hace ya varias décadas. A Ulrich la idea de utilizar una consola de videojuegos con la tabla de equilibrio se le ocurrió durante unas Navidades hace unos años, cuando probó por vez primera una Wii que había regalado a sus hijos. Después, Airbus Defence and Space encontró enseguida un estudiante de ingeniería deportiva, quien, con la ayuda de unos cuarenta estudiantes en prácticas y de licenciatura del centro de Friedrichshafen, llevó a cabo las primeras pruebas y análisis con la consola. En esta fase también fue cuando se desarrolló el sistema de arnés, con el cual el usuario puede mantenerse anclado a la tabla, aunque sin estabilizarse del todo. “El sistema de arnés ya lo hemos patentado”, señala Ulrich.

En el marco del impulso a nuevos negocios por el que apuesta Airbus Defence and Space, la compañía también quiere seguir desarrollando el sistema para su posible utilización en aplicaciones de la vida cotidiana. “El sentido del equilibrio es una cuestión de enorme importancia, no solo en el espacio, sino también para una sociedad con la esperanza de vida cada vez más alta”, explica Ulrich. Diversos estudios apuntan que solo en Europa y EE.UU. las aseguradoras sanitarias se gastan 20.000 millones de euros en medidas de rehabilitación enfocadas a pacientes que sufren caídas en su vida cotidiana. “Nuestro objetivo es desarrollar en poco tiempo un aparato de entrenamiento que sea eminentemente práctico, lo que significaría que nuestro enfoque basado en la Wii y el sistema de arnés entraría de lleno en el área de rehabilitación”, explica Ulrich.

Georg Hettich, medalla de oro de combinada nórdica en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006, es actualmente colaborador científico del instituto de Deporte y Ciencia Deportiva de la Universidad de Friburgo, y fue uno de los voluntarios que participó en el vuelo parabólico. En la imagen, preparándose para una serie de pruebas.

Georg Hettich, medalla de oro de combinada nórdica en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006, es actualmente colaborador científico del instituto de Deporte y Ciencia Deportiva de la Universidad de Friburgo, y fue uno de los voluntarios que participó en el vuelo parabólico. En la imagen, preparándose para una serie de pruebas.

Los estudios clínicos llevados a cabo con la Universidad de Constanza deberán verificar en detalle el sistema, de modo que se pueda confirmar que las aseguradoras sanitarias podrían efectivamente asumir sus costes. La idea, según Ulrich, es buscar el apoyo de un socio de la industria médica para poder ofrecer el sistema al mercado ya en noviembre de 2012, durante Medica, la mayor muestra especializada de tecnología de la salud. Ulrich está plenamente convencido de las ventajas de este nuevo sistema: “Tanto si hablamos de misiones de larga duración a Marte o a la Luna, como si se trata de tratamientos de rehabilitación, el futuro pasa por ejercitarse con la ayuda de la realidad virtual, para que la gente se pueda entrenar de una manera divertida, entretenida y motivadora”.

ISSHombre en el Espacio