Airbus Defence and Space

Nuevo motor de etapa superior para combustibles almacenables

Los ingenieros de Space Systems han desarrollado un demostrador de propulsor para etapa superior destinado a la agencia espacial ESA. Los resultados de la campaña de pruebas, que terminó recientemente, son prometedores: el motor satisface todos los requisitos para, por ejemplo, el cohete Vega.

Aunque los motores para combustibles almacenables son una competencia fundamental de la astronáutica germanoeuropea, en este momento no existe en Europa motor alguno en la categoría de tres a ocho kilonewton de empuje. Para cubrir esta laguna, ESA encargó a Airbus Defence and Space el desarrollo de un demostrador tecnológico correspondiente. Tras una breve fase de desarrollo y producción, este otoño un equipo de ingenieros espaciales lo probaron exhaustivamente... y con éxito. “Hemos demostrado que nuestro demostrador de motor funciona y cumple con todas las especificaciones exigidas”, dice Torben Birck, ingeniero de sistemas.

Durante las pruebas se refrigeró por vez primera parte de la cámara de combustión utilizando tetróxido de dinitrógeno (NTO). “Nunca antes se había hecho en Europa”, dice Birck. Otra porción de la cámara se enfrió con monometilhidracina (MMH). La ventaja de esta combinación de combustibles es que como MMH y NTO se encienden por contacto entre sí, no es necesario un sistema de ignición. Además, ambas sustancias pueden almacenarse a temperatura ambiente.

Igualmente es nuevo el diseño de los elementos de inyección y del dispositivo de absorción de oscilación. “Un serio problema en los motores de combustibles almacenables son las oscilaciones de alta frecuencia en el sistema de combustible”, explica Birck. No es el caso del demostrador de Airbus DS. “Hemos puesto un montón de trabajo y esfuerzo en el diseño y en el funcionamiento de los elementos de inyección, así como de los dispositivos de absorción de oscilaciones. Hasta ahora, nuestro demostrador ha demostrado ser muy robusto”.

Llevaron a cabo 60 ensayos: el motor, de 32 centímetros de longitud (sin incluir la tobera) y con diámetro exterior de aproximadamente 15 centímetros, estuvo en marcha durante un total de 420 segundos. “Esperamos recibir un contrato de desarrollo de ESA: hemos probado su viabilidad, así que tenemos posibilidades”, señala Birck. El motor se podría utilizar también en módulos de aterrizaje y como motor de apogeo, así como para misiones planetarias.

propulsorESAAirbus Defence and Space