Airbus Defence and Space

Philae ya está despierto

El pasado viernesHace 10 días, se desperezaba de un profundo letargo el vehículo de aterrizaje que, con destino al cometa Churyumov-Gerasimenko, viaja por el cosmos a lomos de la sonda Rosetta.

Después de que a las seis de la mañana (CET) los ingenieros hubieran enviado a la sonda el software que debía despertar el lander Philae, todos los presentes en la sala de control de Colonia del Centro de Usuarios para Experimentos Espaciales (MUSC) del DLR tuvieron que armarse de paciencia; la ‘ventana’ para la ansiada respuesta no iba a abrirse hasta entre las 14.00 y las 15.40 horas. El gran momento llegó exactamente a las 15.36 (CET): la orden transmitida por radio –a una distancia de 655 millones de kilómetros– había activado satisfactoriamente Philae; y todo (el ordenador de a bordo, el software, el sistema de calefacción) funcionaba tal y como se había diseñado.

A lo largo de las cuatro próximas semanas se van a encender y comprobar minuciosamente el vehículo de aterrizaje propiamente dicho, todos sus subsistemas y los diez instrumentos que porta consigo. El centro de Friedrichshafen de Airbus Defence and Space –antes Airbus Defence and Space– está a cargo del seguimiento tanto de Rosetta como de Philae.

Si todo va según lo previsto, en noviembre este vehículo de aterrizaje de tres patas se separará de la sonda espacial Rosetta y se posará en el cometa para estudiarlo durante varios meses.

Sonda y lander tienen aún que recorrer unos cuatro millones de kilómetros hasta llegar a su meta, el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

 

Pies de foto:

Imagen 1: El gran momento en que Philae envía los primeros datos.

Imagen 2: De izquierda a derecha: Georg Abt (de Airbus Defence and Space, a cargo de la integración y pruebas del vehículo de aterrizaje), Bernd Feuerbacher, (uno de los coinspiradores del Philae) y Gerhard Schwehm (investigador de la ESA), satisfechos con las agradables noticias recién llegadas de las profundidades del cosmos.

Imagen 3: Centro de Usuarios para Experimentos Espaciales (MUSC), del DLR, en Colonia. A pesar de su aspecto poco llamativo es toda una puerta al espacio.

Space SystemsRosetta