Airbus Defence and Space

Misiones espaciales tripuladas Todas las noticias

Quinto aniversario de Columbus en el espacio

El laboratorio de investigación Columbus ya lleva funcionando satisfactoriamente en el espacio cinco años. El 7 de febrero de 2008 este módulo construido por Airbus Defence and Space en Bremen despegó en dirección al cosmos a bordo de la lanzadera Atlantis; tres días después estaba atracado en la Estación Espacial Internacional. Airbus Defence and Space construyó y desarrolló Columbus por encargo de la Agencia Espacial Europea (ESA), en calidad de contratista principal industrial.

Columbus es la pieza fundamental de la investigación científica de Europa en el espacio. A bordo del laboratorio hasta tres astronautas pueden llevar a cabo experimentos simultáneamente, en condiciones de gravedad imposibles en la Tierra. En los últimos cinco años se efectuaron con éxito en sus instalaciones unos 200 experimentos de lo más variado en lo que a investigación fundamental se refiere, principalmente en las áreas de ciencia de materiales, química, física, medicina, fisiología humana y ciencias del espacio y de la Tierra.

Desde la primera idea de un experimento hasta su viaje definitivo a la ISS se tarda, dependiendo de su complejidad, entre dos y cinco años; en ocasiones, bastante más, como quedó demostrado con el “Conjunto de Reloj Atómico en el Espacio” o ACES.

“Para nosotros, cambiar la trayectoria de la Estación Espacial fue algo muy especial y sobre todo, complicado”, declaró Helmut Luttmann, responsable en Airbus Defence and Space de la operación y explotación de la Estación Espacial. Los cinco socios de la ISS –EE.UU., Rusia, Europa, Japón y Canadá– debían dar su conformidad al procedimiento. Además, nosotros mismos teníamos que ponernos de acuerdo con todos los demás centros de control”. En un principio SOLAR sólo iba a estar en activo en el espacio durante un año y medio, mas el experimento tuvo tanto éxito que su misión se ha prolongado hasta 2016. Los resultados recogidos deberán darnos referencias de hasta qué punto la radiación solar afecta al clima de la Tierra.

En el marco del contrato IOT (Equipo de Operador Industrial), hasta 2020 Airbus Defence and Space es responsable, por encargo de ESA, de la operación y explotación de la porción europea de la ISS. Lo que significa que el módulo Columbus seguirá formando parte de la Estación Espacial Internacional durante como mínimo otros siete años.

“Me siento muy orgulloso de lo que nosotros y nuestro equipo hemos logrando en los últimos cinco años. El funcionamiento sin tropiezos desde un principio de Columbus es un símbolo de la excelente colaboración entre todos los miembros de un equipo que está compuesto por el cliente –la ESA– y por un consorcio formado por más de 40 compañías”, concluyó Luttmann.

Estación Espacial InternacionalColumbus