Airbus Defence and Space

El más reciente satélite para el estudio de los océanos es SMOS, lanzado a bordo de un cohete Rockot desde el cosmódromo de Plesetsk, norte de Rusia, en noviembre de 2009.

SMOS, acrónimo inglés correspondiente a “humedad del suelo y salinidad de los océanos” es la segunda misión Earth Explorer Opportunity seleccionada en el ámbito del programa Living Planet de la Agencia Espacial Europea, ESA. Trazará una órbita completa en torno a la Tierra cada tres días, monitorizando el ciclo del agua del planeta mediante la medición de la cantidad de agua presente en el suelo y de la cantidad de sal de los océanos. La información obtenida sobre estos dos niveles facilitará enormemente la labor de los científicos en su estudio de cómo el agua se mueve por todo el globo, lo cual ayudará a nuestra comprensión del clima y de cómo está cambiando.

Si bien el suelo contiene únicamente un 0,001% del agua del mundo (el océano llega hasta el 96,5%), el agua que posee desempeña un papel crucial en la temperatura, la humedad y las precipitaciones. Contar con mejores datos sobre la humedad del suelo aumentará nuestra capacidad de predecir patrones meteorológicos a corto y medio plazo, así como nuestro conocimiento de los ciclos del carbono. La salinidad de los océanos, junto con la temperatura de la superficie, determina la densidad del agua de mar, un factor esencial en el flujo océanico alrededor del mundo, un proceso que, a su vez, desempeña un papel crítico en el control climático.

Hasta la fecha, las mediciones de humedad del suelo y salinidad de los océanos son escasas: los datos de SMOS se esperan con impaciencia.

© AIRBUS Group AIRBUS DEFENCE AND SPACE

MedioambienteSMOS