Airbus Defence and Space

Swarm listo para su misión espacial

Los 3 satélites han superado una campaña de ensayos ambientales.

 El propósito de la misión Swarm es analizar, con un nivel de detalle sin precedentes, el campo geomagnético y su evolución a lo largo del tiempo. Los resultados de la misión contribuirán a mejorar nuestro entendimiento del interior de la Tierra y del clima. El trío de satélites está listo para su despegue en julio de 2012 desde el Cosmódromo de Plesetsk (Rusia).

Airbus Defence and Space seleccionada por la Agencia Espacial Europea (ESA) como contratista principal para la misión Swarm, está acometiendo actualmente comprobaciones funcionales más extensas en los satélites. Está previsto que los preparativos del lanzamiento se inicien en mayo, cuando los tres satélites serán transportados hasta Rusia. Estos satélites se lanzarán simultáneamente desde el Cosmódromo de Plesetsk (a unos 800 kilómetros al noreste de Moscú) con un único vehículo lanzador Rockot.

Swarm:Tres satélites para una singular visión del interior de la Tierra

Los científicos esperan que los tres satélites Swarm, idénticos entre sí, logren la recogida de datos del campo geomagnético más precisa hasta la fecha y registrarán todo cambio que acontezca en él. Se podría decir que Swarm va a seguir los pasos de la novela de Julio Verne “Viaje al centro de la Tierra. Hoy día, sin embargo, ya no resultará necesario cavar túneles ni hacer agujeros para observar más minuciosamente la composición del interior de la Tierra. Gracias al desarrollo de la teledetección por satélite, Swarm puede lograr su objetivo estando en órbita. Los campos gravitatorio y magnético de la Tierra ofrecen una perspectiva íntima de sus mecanismos internos. A partir de las variaciones que experimentan dichos campos en diferentes momentos y lugares, los científicos pueden extraer conclusiones acerca de los procesos dinámicos que se producen bajo la superficie del planeta.

 

Más información

Nota de Prensa

Programa Swarm

MedioambienteSwarmObservación de la Tierra